Mejorando la salud y forma física de las personas.

Bajar de peso. La meta de todos los años

Todos, absolutamente todos nos hemos propuesto al comer la primer uva del Año lo siguiente: “Éste Año Nuevo me pondré a dieta, iré al gimnasio y bajaré de peso!”. El entusiasmo nos dura tres días, una semana a lo mucho. La dieta se queda en el olvido y la anualidad del gimnasio pagada en vano.

Pero no hace falta someterse a la dieta de la luna o tomar sólo dos licuados al día, ni de estar en el gimnasio durante cuatro horas todos los días. A continuación, les presento tres tips más que eficientes para bajar de peso sin sacrificarse demasiado!

1. No hagas dieta, cambia tu dieta

Una diferencia muy grande entre hacer dieta y cambiar la manera en la que nos alimentamos es que, en la mayoría de las dietas, el objetivo es comer de manera muy restringida, tanto en calorías como porciones, lo cual causa que botemos la dieta en un santiamén.

Al cambiar tu manera de alimentarte, lo único que tienes que hacer es estar consciente de que es lo que te llevas a la boca. Si normalmente te comes tres chocolates, cómete sólo uno. Si planeabas comprar unas papas por antojo, compra mejor frutos secos. El objetivo es estar bien alimentados y saludables, por supuesto, un antojito semanal no cae mal.

2. No te mates en el gimnasio

Ésto puede sonar contradictorio pero el razonamiento es simple. El que se propone ir cinco horas al gimnasio con una rutina de talla olimpica terminará por hartarse. Si te propones hacer ejercicio por una hora tres veces a la semana terminarás por crear un hábito. Tu cuerpo te pedirá que aumentes poco a poco la intensidad!

3. La costancia es la clave

Todos los consejos del mundo no sirven de nada si al mes regresas a tus hábitos antiguos. La clave de todo es la perseverancia!