Mejorando la salud y forma física de las personas.

Efectos de la falta de sueño

A todos nos han dicho alguna vez, ya sea nuestros papás, maestros, que para tener un buen rendimiento en el día debemos de dormir mínimo ocho horas. Pero ¿qué tan cierto es eso?

La vida cotidiana parece no estar diseñada para dormir ocho horas diarias. De hecho, el alumno promedio tiene una jornada escolar que comienza a las 7:00 am y termina a las 3:00 pm. A estas ocho horas se le suma el tiempo invertido en hacer tareas y proyectos, que acumulan aproximadamente de cuatro a seis horas. Agregando el tiempo invertido en comer, aseo personal, tareas del hogar y tiempo con familia y amigos; es fácil ver por qué se siente que no alcanzan 24 horas al día

Pero regresando a la pregunta inicial, ¿qué tanto nos afecta esto?

Según la directora de la Real Sociedad de Salud Pública (RSPH) Shirley Cramer, afirma que según un estudio realizado por la RSPH un tercio de las personas que no duermen bien, comen más, generando aumento de peso ya que el descanso está ligado a la regulación metabólica.

Ademas de afectar nuestro metabolismo, la falta de sueño nos hace más propensos a desarrollar enfermedades mentales, esto incluye depresión, ansiedad, problemas psicológicos, además del mal humar e irritabilidad.

Al no tener un ciclo de descanso estable, el cansancio se va acumulando, lo que afecta nuestra capacidad de poner atención. Ésto nos puede hacer mucho más propensos a sufrir accidentes por no poner la debida atención a nuestro entorno.

Estos son sólo tres de los efectos que tiene el no dormir en nuestro cuerpo. Una manera de asegurar un buen descanso es incrementar nuestras habilidades de organización de tiempo y tomar esa merecida siesta!