Mejorando la salud y forma física de las personas.

La importancia de hidratarte

Practicar ejercicio es una actividad que va a mejorar tu salud; sin embargo, se tienen que tener ciertos cuidados para que tenga un impacto totalmente positivo en tu cuerpo, ya que cuando hacemos una actividad física nuestra temperatura corporal aumenta, el cuerpo necesita refrigerarse y lo hace a través de la secreción del sudor, y esto hace que se pierda agua.

Es importante compensarla ya que además de regular la temperatura, lubrica las articulaciones y ayuda a transportar los nutrientes que generan energía y nos mantienen saludables.

Al no estar hidratados nuestro cuerpo no puede funcionar a un nivel optimo, se presentan malestares como fatigas y calambres o en casos muy graves la deshidratación.

Se debe tomar agua antes, durante y después del ejercicio; 4 horas antes es recomendable entre 350 a 650 ml de agua, durante el ejercicio depende mucho de la duración, temperatura ambiental y el esfuerzo que se este realizando, si las condiciones son muy severas es recomendable entre 400 a 500 ml, después del ejercicio depende de la perdida de líquido corporal, este se identifica con el peso corporal antes y después del ejercicio, se debe beber un volumen de líquido igual a 1,2 o 1,5 veces al peso perdido durante el ejercicio.

 

Referencia: http://www.sport.es/labolsadelcorredor/que-como-y-cuanto-beber-para-hacer-ejercicio/