Mejorando la salud y forma física de las personas.

Una cara sana

El cuidado de tu piel es algo muy importante que se ve reflejando y aumenta  a través del tiempo, así que cuidarnos del sol, la contaminación atmosférica, tener una buena alimentación y  una limpieza adecuada en nuestra cara es símbolo de una cara saludable.

Tener un cutis libre de imperfecciones es cuestión de disciplina y tener un tratamiento adecuado,  existen distintos tipos de pieles; como la normal, seca, grasa y mixta y es de vital importancia conocer tu tipo de piel para saber de la forma en la que vas a actuar.

Para tener una piel sana es necesario hacerte faciales de manera constante para darle nutrientes y consentir nuestra piel; el dormir también es un factor importante cuando hablamos del cutis ya que se revierten los daños causados por el ambiente; la comida es importante ya que lo que comemos nos ayuda o perjudica, es importante comer antioxidantes y evitar el tabaco, limpiar e hidratar la piel en la mañana y en la noche al igual que ponerte bloqueador son puntos claves para que tu piel pueda lucir más limpia y fresca y por último no te olvides de hacer ejercicio ya que nutre la piel con oxígeno y hace que sudes por lo que ayuda a eliminar toxinas.