Mejorando la salud y forma física de las personas.

Un fluido muy útil

La saliva es un tipo de fluido que se produce dentro de nuestra cavidad oral, es indispensable en la ingesta de alimentos y a veces a las personas les parece un tanto desagradable pero ¿Te has puesto a pensar en las múltiples funciones que tiene?

La saliva está conformada en un 99% de agua y el 1% restante contiene las sustancias que la hacen tan funcional, en primera la saliva es un gran aliado para proteger los dientes, contiene iones calcio y fosforo los cuales ayudan a reparar el esmalte cuando ciertas sustancias como ácidos los dañan, esto nos lleva al siguiente beneficio que es la protección contra bacterias, las cuales son arrastradas por la misma evitando quedarse en los dientes, además la saliva contiene anticuerpos los cuales atacan a estos microorganismos evitando las caries.

Es fundamental para la digestión de los alimentos; la digestión de la comida no comienza en el estómago si no en la boca, los dientes trituran los alimentos en pequeños pedazos que en conjunto con la saliva van dando poco a poco forma a lo que se conoce como bolo alimenticio la cual es una pasta humedecida que es sencilla de tragar y mucho más fácil de digerir, además la saliva contiene amilasa la cual es una proteína que cataliza la degradación del almidón proveniente de la dieta, al degradar compuestos más complejos permite que los receptos en la lengua capten los sabores y se logre producir el sentido del gusto. También es un articulador de la voz al lubricar la garganta y la boca y es un indicador de deshidratación ya que al reducirse su producción envía señales de alerta al cerebro para que se produzca la sensación de sed.

Así que ya lo sabes, la saliva es más que solo un fluido que producimos, como todo en esta vida la saliva tiene una función muy importante en nuestro organismo.